¿Puede un residente permanente perder la green card por manejar borracho? Respondemos tus preguntas de inmigración

Si bien la green card garantiza la residencia permanente en Estados Unidos, hay ciertos delitos que pueden hacer que un extranjero sea presentado ante un juez de inmigración y pueda perder este derecho.

Por:

 

Un extranjero con residencia legal permanente fue detenido recientemente por la policía en una carretera y arrestado por conducir en estado de ebriedad. Pregunta si por esta falta puede perder la green card (tarjeta verde) y ser deportado de Estados Unidos. Esta es otra tanda de preguntas sobre inmigración recibidas en la redacción de Univision Noticias. Puedes enviarnos la tuya a: jcancino@univision.net.

¿Se puede perder la residencia por un DUI?

El usuario identificado con el apodo de Fantasma pregunta si un residente legal permanente puede perder la tarjeta verde (green card) por un DUI (manejar borracho o bajo la influencia de drogas).

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) explica que “usted puede perder su estatus de residente permanente si comete un delito que cause su deportación de Estados Unidos en virtud de la ley descrita en la Sección 237 o Sección 212 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA)”.

Agrega que “si usted comete un crimen de tal gravedad, puede ser llevado ante un tribunal de inmigración para determinar su derecho a permanecer en Estados Unidos como residente permanente”.

“La USCIS no le puede aconsejar sobre su caso. Se le recomienda que consulte con un abogado sobre los particulares de su situación antes de presentar una petición”, indica la agencia federal.

El abogado J osé Guerrero, quien ejerce en Miami, Florida, explica que un cargo por DUI compromete la residencia de un individuo, “si tiene factores agravantes, por ejemplo, que la persona provocó un choque donde resultan personas heridas o muertas”.

“En ese caso, se convierte en un crimen de violencia”, agregó, “con serias consecuencias migratorias para el residente legal permanente”.

RELACIONADO
El DUI es uno de los cinco pecados capitales que coloca al indocumentado...
La segunda causa de detención de la última redada de ICE contra inmigrantes: cargos por DUI

Asegura que era soltero, pero figura como casado

El usuario identificado con el nombre de Francisco cuenta que, hace unos días, fue a una entrevista en la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) “para la residencia por matrimonio”. Y que durante el interrogatorio “el agente me dijo que yo estaba casado en Venezuela, país donde (hace un tiempo) solicitamos visa la madre de mi hijo y yo”. Y agrega: “Pienso que cuando llenaron la solicitud de visa, me colocaron casado, pero nunca me he casado en Venezuela, ni en ningún otro lugar. Y unos meses antes de viajar a Estados Unidos di por terminada la relación con la madre de mi hijo. Pero el agente insistió en que estaba casado y dio por concluida la entrevista. ¿Qué puedo hacer en este caso? ¿Es posible que me den la green card por matrimonio?”

El abogado de inmigración Alex Gálvez, quien ejerce en Los Ángeles, California, explica que, en este caso, “y por tratarse de un venezolano –la situación política que vive ese país sudamericano es un tanto delicada– “puede que dificulte conseguir los documentos necesarios para que esta persona, que asegura no estaba casada en su país, consiga evidencias y las presente a la USCIS”.

Gálvez indica que Francisco puede ir al Consulado venezolano más cercano al lugar donde vive (quienes residen en Miami, por ejemplo, deben viajar al consulado de Venezuela en Nueva Orleans) y solicitar un certificado del Registro Civil “que pruebe que no estaba casado” en su país.

O bien puede pedir a un amigo o familiar que vaya al Registro Civil en Venezuela, y pida el documento. Una vez lo consiga, deberá llevarlo a la Cancillería, en Caracas, para que autentique la veracidad del certificado, y luego llevarlo a la embajada de Estados Unidos para que lo valide, y después lo remita a Francisco aquí en EEUU para que pueda entonces presentarlo a la USCIS.

¿Puedo ser residente si firmé salida voluntaria y me quedé?

El usuario identificado con las iniciales ‘FA’ cuenta que es residente legal permanente y que a su esposa, una inmigrante salvadoreña, la detuvo la Patrulla Fronteriza cuando intentó cruzar la frontera cuando ella vino. “La liberaron y le permitieron irse con su mamá aquí, en Estados Unidos”. Pero hace como 10 años un juez le dio salida voluntaria y ella nunca salió. “¿Puedo pedir la residencia de mi esposa? ¿Qué pasa si lo hago? ¿La pueden arrestar?”, pregunta.

La abogada de inmigración Rebeca Sánchez-Roig, quien ejerce en Miami, Florida, explica que la salida voluntaria “permite que un no ciudadano estadounidense evite una orden de deportación”, pero que “las consecuencias de no cumplir con una orden de salida voluntaria pueden ser severas”.

“Si un no ciudadano no cumple y se queda, la orden de salida voluntaria se convierte automáticamente en una orden de remoción”, agrega Sánchez-Roig. “Esto ocurre sin que el juez de inmigración emita una nueva orden, y sin que el no ciudadano compadezca al tribunal”.

“Un no ciudadano estadounidense que no se separe o no abandone Estados Unidos en el plazo estipulado en la orden de salida voluntaria, se somete a sanciones civiles”, añade. “Es posible que tenga que pagar una penalidad monetaria civil entre $1,000 y $5,000”.

Sánchez-Roig, quien además ejerció como fiscal de inmigración durante 15 años en el Departamento de Justicia, explica que “otra consecuencia de no cumplir con la salida voluntaria es que al individuo se le impiden automáticamente los beneficios migratorios por un período de 10 años (cancelación de remoción, ajuste de estatus, cambio de estatus, registro, y otra salida voluntaria)”.

“El problema que tiene el usuario FA no es necesariamente el no haber cumplido con la salida voluntaria, sino el hecho que entró sin documentos, es decir, que entró al país sin ser admitido o bajo libertad condicional (parole). En estos casos, el individuo no puede ajustar su estatus migratorio en Estados Unidos. Debe regresar a su país de origen y solicitar una visa de inmigrante vía el consulado estadounidense. Dado que el cónyuge de FA es sólo residente legal permanente y no un ciudadano, este proceso se retrasará aún más”, concluyó.

DUI, deportado y reingreso ilegal, ¿puedo arreglar papeles?

La usuaria identificada con el número 1974 cuenta que es ciudadana estadounidense y que su novio “tuvo deportación hace seis años por manejar borracho (bajo la influencia del alcohol, DUI)”. Agrega que regresó al país de manera indocumentada, y que al volver pagó por el DUI, “aunque sé que eso queda en su récord”. Pero añade que “la primera vez que trató de entrar a Estados Unidos lo detuvieron en la frontera y lo regresaron de inmediato, ósea que él reintentó entrar más de una vez”. Sin embargo, apunta, “nunca ha estado o se ha presentado ante un juez de migración. ¿Tiene él posibilidad de arreglar su estatus migratorio por medio mío como su esposa?”, pregunta.

Sánchez respondió que “el reingreso ilegal a Estados Unidos después de la deportación es un delito grave y un problema serio”.

“De acuerdo a la ley federal, cualquier persona que reingrese ilegalmente a Estados Unidos después de haber sido deportado, comete una felonía”, una falta que hace que “ese individuo puede ser procesado federalmente por delito grave y, probablemente, tendrá que cumplir una sentencia criminal”, advierte.

Sánchez-Roig también explica que “a su vez, el gobierno federal puede restablecer la orden de deportación original, y/o levantar un caso en la corte de inmigración contra la persona”.

Añade que los beneficios de inmigración que podría solicitar una persona en esta situación “serían muy limitados (detención de la deportación o convenio contra la tortura)”. Y agrega que “es muy probable que a la persona la deporten luego que haya cumplido su sentencia de prisión federal”.

“Le será supremamente difícil arreglar su estatus migratorio después de haber reingresado ilegalmente al país”, reitera. “Al momento que solicite los beneficios migratorios, el gobierno probablemente lo detenga y comience un proceso criminal, o el proceso para reinstalar la orden de deportación”.

¿Puede un indocumentado con antecedentes pedir permiso de viaje?

El usuario identificado con el pseudónimo de Migue cuenta que no tiene documentos y cometió una falta grave (felonía), pero no explica cuál. “Ya pagué. De eso hace ya 11 años. ¿Puedo pedir un permiso para ir a mi país?”, pregunta.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) explica que no otorgará un Permiso Adelantado de Reingreso si el ciudadano extranjero está en Estados Unidos ilegalmente, a menos que el individuo tenga una solicitud pendiente para beneficios de inmigración que le autorice salir del país.

Además, agrega, “si un extranjero ha estado en Estados Unidos ilegalmente por un espacio de tiempo, el viajar fuera del país podría afectar su elegibilidad a ciertos beneficios de inmigración”.

A su vez, abogados consultados por Univision Noticias advierten que los indocumentados que ponen un fuera del país sin autorización, les cae encima automáticamente la Ley del Castigo, que sanciona hasta con 10 años fuera la permanencia no autorizada en el país.

“Pierden sus derechos de permanencia en Estados Unidos”, indicaron.

En el caso de indocumentados protegidos por un Estatus de Protección Temporal (TPS) o la Acción Diferida de 29012 (DACA), la USCIS recuerda que pueden viajar fuera del país, pero deben solicitar primero un permiso de viaje al menos con 120 días de anticipación. Y que el reingreso debe ser autorizado por un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en el puerto de entrada a Estados Unidos.